Erdogan promete acabar con hasta el último miliciano kurdo en Siria

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, promete que exterminará a las milicias kurdas en Siria hasta que no quede ni un solo miembro de las mismas y ha expresado su deseo de que las Fuerzas Armadas turcas puedan concluir, rápidamente, sus operaciones en suelo sirio contra los kurdo-árabes.

Erdogan, durante unas declaraciones realizadas en un congreso del Partido Justicia y Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco), facción política que lidera, ha asegurado que la campaña militar emprendida en el norte de Siria continuará en la medida de que existan las Unidades de Protección Popular, el Partido de Unión Democrática y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (YPG, PYD y PKK, por sus siglas en kurdo, respectivamente).

“Si Dios quiere, esta operación terminará en muy corto tiempo. Continuaremos en este camino con determinación y no daremos marcha atrás (…) acabaremos con los [integrantes] del PKK, del PYD y de las YPG hasta que no quede ni uno solo”, ha afirmado durante el evento, que ha tenido lugar en la ciudad de Bursa, en el noroeste de Turquía.

Del mismo modo, ha advertido a las mencionadas milicias kurdas de que no pueden contar ni depender del apoyo de Estados Unidos para derrotar a Turquía, además de arremeter contra los países que han prestado apoyo armamentístico a las milicias kurdas en el norte de Siria.

También les ha aconsejado a los partidarios de las milicias kurdas y, en especial, al prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HPD, por sus siglas en kurdo), que no salgan a las calles a protestar, dado que, de hacerlo, las fuerzas de seguridad turcas no dudarán ni un instante en atacarles y detenerles: “Sabed que cuando salís a la calle, tenéis a las fuerzas de seguridad en vuestros cuellos”.

La operación turca contra los kurdos en Siria pone en peligro las ya frágiles relaciones que mantienen Ankara y Washington —ambos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)—, ya que los kurdos son aliados de EE.UU. en el territorio sirio.

La ‘Operación Rama de Olivo’ se produce después de que se haya revelado que los estadounidenses tratan de entrenar a un nuevo ejército compuesto por 30.000 milicianos kurdo-árabes en Siria, iniciativa que ha indignado a Ankara.

hgn/anz/tmv/rba

Comenta con Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*